Los extraterrestres aterrizan en Moralzarzal

Seres de otro planeta llegan a un pueblo madrileño y conviven con los vecinos

El pasado 29 de agosto, los vecinos de un pueblo situado en la zona oeste de la Comunidad de Madrid, se despertaron con una visita inesperada. Los extraterrestres aterrizan en Moralzarzal. Un platillo volante había aterrizado en la plaza del municipio.

El primer habitante en descubrirlo fue un trabajador de la empresa de autobuses. El conductor avisó rápidamente al alcalde quien lo puso en conocimiento de las autoridades.

Los cuerpos de seguridad del Estado y los científicos del CSIC y de la NASA desplazados al lugar han mantenido un breve contacto con los ocupantes del vehículo, alrededor de un centenar.

El presidente del Gobierno ha afirmado que no se ha encontrado ninguna prueba de que presenten un problema para la humanidad.

Extraterrestres aterrizan en Moralzarzal
Extraterrestres aterrizan en Moralzarzal

Hemos hablado con los testigos del suceso

Juan, conductor de la empresa Francisco Larrea, ha declarado que se disponía a comenzar su jornada laboral a las 6 de la mañana, cuando al salir de su casa notó la existencia de una luz que iluminaba todo el pueblo. Al llegar a la estación de autobuses, que se encuentra junto al punto en que se produjo el aterrizaje, vio la nave. Corrió hasta la casa del alcalde, situada en la misma plaza. Cuando Rafael Alcaide abrió la puerta, Juan gritó: Los extraterrestres aterrizan en Moralzarzal. Los dos hombres entraron en casa y llamaron a la policía.

Cuando las autoridades llegaron al lugar del suceso, se acercaron. Entonces, se abrió una puerta y se desplegó una escalera. Unos seres bajitos, delgados, con ojos grandes, sin pelo y cubiertos con unos trajes blancos bajaron despacio. El primero portaba una bandera con el símbolo de la paz.

El alcalde sacó su teléfono móvil y grabó lo ocurrido

Después de observarse mutuamente durante unos instantes, uno de los visitantes avanzó unos pasos y se acercó a los anfitriones.

En ese momento, los policías levantaron sus armas y una voz tranquila y suave dijo: «Venimos para convivir con vosotros. Sólo queremos ayudaros y tener un lugar en el que habitar».

Todos los testigos siguieron los pasos del visitante, que se acercó a un pequeño parque. Sacó unas semillas y las introdujo en la tierra, junto a unos arbustos. De un pequeño vaso, roció agua sobre las semillas que acababa de enterrar.

Mientras esperaban alguna reacción, los extraterrestres explicaron por qué habían llegado a la Tierra:

«Hemos venido en son de paz. Nuestro planeta, Nino, se queda sin luz y sin calor porque la estrella más cercana se apaga. Hemos salido en varias naves para buscar otros hogares. Nos hemos distribuido en varios sistemas solares para intentar encontrar un lugar y parece que, al fin, nosotros lo hemos conseguido. Hemos viajado tres años según el calendario terrestre. Hemos sobrevivido gracias a nuestros invernaderos que nos dan alimento muy rápido».

«Las plantas que comemos crecen enseguida y apenas necesitan mantenimiento. Ellas producen un gas inocuo que sirve de combustible a la nave y gracias a ella podemos viajar casi indefinidamente. Estas plantas, además, producen un vapor que se transforma en rocío y produce la humedad suficiente para su crecimiento. Nosotros no necesitamos tomar más líquidos y con los nutrientes de estos alimentos somos capaces de subsistir. Queremos enseñaros a utilizar estos recursos a cambio de vuestro permiso para quedarnos en vuestro planeta».

Cuando el portavoz terminó de decir estas palabras las semillas habían germinado. Unos pequeños brotes asomaban por el suelo mojado.

Las autoridades tranquilizan a la población

«Es un testimonio inaudito que hay que trasmitir a los ciudadanos para su tranquilidad y a las autoridades centrales», ha declarado el alcalde.

Ese mismo día llegaron científicos del CSIC y de la NASA. Junto con la Policía Nacional y el Ejército inspeccionaron la nave en busca de algún peligro, tanto de armamento como biológico. De momento, se les ha permitido convivir con los habitantes de Moralzarzal, ya que no se ha encontrado ningún indicio de malignidad.

Los científicos estudian con ellos nuevas formas de subsistencia, ya que podría ser útil para el proyecto cercano de que el hombre viva en la Luna. Ellos, a su vez, comparten experiencias con los habitantes de la villa.

Los vecinos están entusiasmados porque se han hecho famosos en todo el mundo. Los pequeños forasteros les cuidan los jardines y les proveen de alimentos jugosos y, sobre todo, económicos.

Habrá que ver si esta convivencia continúa siendo satisfactoria con el paso del tiempo.

La NASA ya había confirmado vida extraterrestre cerca de la Tierra.

María del Pilar Martín García

https://practicas.escueladeformaciondeescritores.es/wp-content/uploads/2017/11/platillo.pnghttps://practicas.escueladeformaciondeescritores.es/wp-content/uploads/2017/11/platillo-150x150.pngPilar MartínUncategorizedemociónLos extraterrestres aterrizan en Moralzarzal Seres de otro planeta llegan a un pueblo madrileño y conviven con los vecinos El pasado 29 de agosto, los vecinos de un pueblo situado en la zona oeste de la Comunidad de Madrid, se despertaron con una visita inesperada. Los extraterrestres aterrizan en Moralzarzal. Un platillo volante...Tu sitio de prácticas web en línea